Baalam en la Iglesia - Pérgamo en Apocalipsis 2

rickarmstrong

Baalam y los Nicolaitas infestaron una iglesia buena en Pérgamo...y los hermanos de Pérgamo eran demasiado tolerantes... sólo había un remedio... separación y arrepentimiento.

Apocalipsis 2:12-17

12 Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto:

13 Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás.

14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.

15 Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco.

16 Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.

17 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.

¿Somos los santos que pertenecen a la iglesia del Señor? - Cristo nos manda alimentar a los hambrientos

deLamaGuillermo

Cristo ha designado a sus discípulos para llevar el alimento a aquellos quienes se encuentran sin Dios por el desierto.
Este mensaje nos habla del evangelismo que cada creyente debe llevar a cabo como una tarea divina encomendada a un pueblo peculiar; la iglesia ha recibido la misión de llevar este mensaje, esta buena noticia.

No puede haber salvación para nadie sin que el evangelio sea proclamado; no hay salvación para nadie donde la Biblia no es predicada; no puede haber salvación para ninguno donde Cristo no sea presentado:

Hch 2:21 Y SUCEDERA QUE TODO AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERA SALVO.

 

Lucas 9:12-17

12 Pero el día comenzaba a declinar; y acercándose los doce, le dijeron: Despide a la gente, para que vayan a las aldeas y campos de alrededor, y se alojen y encuentren alimentos; porque aquí estamos en lugar desierto.

13 Él les dijo: Dadles vosotros de comer. Y dijeron ellos: No tenemos más que cinco panes y dos pescados, a no ser que vayamos nosotros a comprar alimentos para toda esta multitud.

14 Y eran como cinco mil hombres. Entonces dijo a sus discípulos: Hacedlos sentar en grupos, de cincuenta en cincuenta.

15 Así lo hicieron, haciéndolos sentar a todos.

16 Y tomando los cinco panes y los dos pescados, levantando los ojos al cielo, los bendijo, y los partió, y dio a sus discípulos para que los pusiesen delante de la gente.

17 Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que les sobró, doce cestas de pedazos.

 

Esta pregunta que nosotros nos hacemos en esta mañana, es una que ha traído divisiones en el pasado, y debe traer divisiones en nuestros días.

Esta es una pregunta fundamental: ¿Quién es un santo visible y como esa santidad visible debe ser discernida?

Filipenses 1:6

6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;

Jesús y el Perdido

generic

Lucas 15

15  Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle,

2 y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe, y con ellos come.

3 Entonces él les refirió esta parábola, diciendo:

4 ¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?

5 Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso;

6 y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido.

7 Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.

8 ¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla?

9 Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, diciendo: Gozaos conmigo, porque he encontrado la dracma que había perdido.

10 Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.

11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos;

12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.

13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.

14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle.

15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.

16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.

17 Y volviendo en sí, dijo: !!Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!

18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.

19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.

20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.

23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;

24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

25 Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas;

26 y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.

27 Él le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano.

28 Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.

29 Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.

30 Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo.

31 Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.

32 Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

 

La Perspectiva Eterna de 1 Juan

RaimundoJosue

1 Juan 1

1  Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida

2 (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó);

3 lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.

4 Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido.

5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.

6 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad;

7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

 

Sabiduría Celestial Vs. Sabiduría del Diablo

generic

Santiago 3:13-18

13 ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.

14 Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;

15 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica.

16 Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.

17 Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.

18 Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.

 

La mano corrupta

image

Juan José Colomer Grau

Rebelión

Desde la ortodoxia (neo-) liberal se nos viene diciendo que a mayor desregularización de la economía, mayor ganancia para todos. Esta letanía viene aderezada con la percepción de que la desregularización es un dejarse llevar por esa mano invisible con la que Adam Smith inauguró la teología económico-liberal, cuya regla de tres es que a mayor desregularización mayor hegemonía de la mano invisible, y a mayor hegemonía de ésta mayores beneficios.

Hay que entender el ideal de desregularización se está llevando a cabo mediante la privatización de los recursos públicos, bajos impuestos y libre circulación de capitales. Hay que entender que si las cosas no van bien es que hay trabas al libre albedrío. Se suele aducir también que hay que lubricar con leyes anit-monopolio, aunque estas de facto sancionen los oligopolios.

La ventaja que tiene apelar a la mano invisible es que es, y valga la redundancia, invisible. Entendido así, el trasvase que se está produciendo de la propiedad pública a la privada, vía privatización, es un trasvase que va de lo visible a lo invisible.

Si atendemos a los hechos, en los cuales el trasvase esta entretejido por redes clientelares, amiguismos, favores que se deben, financiación de partidos políticos y un largo etcétera…, es sensato pensar que en este proceso de invisibilidad la corrupción juega un papel importante. No obstante, bajo la perspectiva ortodoxa se ha presupuesto la benevolencia de la mano invisible, lo cual nos llevaría a preguntar: ¿es benevolente la corrupción?

Todos en un primer momento van a responder que no. No obstante, la corrupción es benevolente con aquellos que se sirven de ella, así que desde esta perspectiva sí que lo es.

Al hablar de corrupción cabe entender ésta como la irrupción del interés privado (y la búsqueda de beneficio que conlleva) en la gestión pública. Si en un principio entendemos la finalidad de la gestión pública como interés público, con la irrupción del interés privado en la gestión pública, vía privatización, o por la vía más directa que es la compra de voluntades políticas, asistimos al derrumbamiento del interés público. Ahora bien, para una mejor invisibilidad, el interés público es invocado permanentemente. En último término el dogma sigue siendo que la mano invisible es la que asegura la correcta distribución social de los recursos, siempre y cuando estos estén en manos privadas. La mano invisible asegura la confluencia de un posible enfermo y una compañía de seguros. La firma de un seguro médico es la confluencia de interés de dos entes privados de tal modo que la salud deja de ser una cuestión pública. No obstante, esto propicia que nos encontremos con situaciones en las que un ciudadano muere porque su seguro médico no cubre los trasplantes de órganos. Así, el derecho a atención médica en lugar de estar en la esfera del interés público, se resuelve en el acceso a la sanidad según la franquicia contratada.

Llegados a este punto, cabe pensar que la mano sea invisible no significa necesariamente involuntariedad política y benevolencia. Incidamos en la involuntariedad, ya que la desregularización contiene un elemento involuntario, de no intervención, cuantas menos leyes que medien entre dos entes privados mejor. Pero al observar el trasvase que va de lo público a lo privado, de lo visible a lo invisible, éste se nos aparece como una operación de dirigismo económico en donde representantes públicos regulan en beneficio de entes privados (léase la corporación como persona jurídica). En este sentido la desregularización no es una ausencia de trabas, sino una nueva regulación, en la cual, una de las partes disfruta de una posición ventajosa. De más está decir por tanto que en las nuevas regulaciones hay voluntad. La mano invisible no es inocente e involuntaria. En todo caso, es una ausencia de voluntad política en la que no obstante lo político se nos sigue apareciendo bajo el fantasma de las siglas y los colores.

Hay estaciones de metro con marca de teléfonos inteligentes, hay tranvías tematizados por fondos de inversiones, vagones restaurante exclusivos de una cadena de cafeterías, portadas de periódicos que abren con la oferta de televisión, teléfono o internet y libertad de expresión hasta que te topas con el presidente de una entidad bancaria centenaria. La mano invisible es la sombra del poder actual. Al apropiarse de lo público la mano invisible se nota pero no se ve.

En este sentido la financiación de los partidos no es un debate secundario; sobre todo si se tiene en cuenta que para ser un partido mayoritario es necesario un gran esfuerzo publicitario y logístico para que el mensaje azul llegue hasta el último rincón del país y así poderse consolidar. Y este es un terreno ganado por la mano invisible, ya que por la vía de la financiación de los partidos logró insertar el interés privado en el interés público, lo cual se ha convenido en llamar bipartidismo. Y es en este momento en el que cabe hablar del temido dirigismo económico, asociado al plan quinquenal y el opuesto de la espontaneidad de la mano invisible. Sin embargo, y visto lo visto, la economía siempre va a estar dirigida. Toda la parafernalia de la mano invisible no es sino la puja por dirigir la economía. Así, la pregunta no es si hay que regular en mayor o menor medida los mercados, sino quien dirige la regulación y a qué interés obedece, si al privado o al común, y siempre bajo el prisma de la catástrofe social actual, lo cual indica que la mano invisible es más bien una mano de hierro.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

La iglesia de la misión - La apostasía parte 2

generic

2 Corintios 2:14

14 Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.

La apostasía parte 2

 

Punto de Vista Antes, Durante, y Después de la Tribulación

ware

Apocalipsis 20

20  Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano.

2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años;

3 y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.

5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección.

6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

7 Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión,

8 y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar.

9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió.

10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.

12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.

14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.

15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

 

Conviene Conservarnos para Dios - ¡Ya No Puedo Mas! y La Introducción del Liderazgo de Josué

generic

En medio de una sociedad apartada de los caminos de Dios, es difícil permanecer en la senda correcta; sin embargo, hay una manera en que una persona puede conservarse en el amor de Dios. La Biblia la describe; el Señor Jesús cuando estaba en la tierra, dijo que Él mismo la consideraba.

Lo sorprendente es la cantidad de personas que no la conocen o la descuidan; y sin embargo sostienen que conocen a Dios y que son cristianos.

La verdad está muy bien establecida, y está disponible para todos los que desean investigarla y aplicarla a sus vidas. Los resultados son maravillosamente alentadores. Espero que todos podamos conocer y vivir de acuerdo a la voluntad de Dios. Así nuestras vidas serán aprovechadas al máximo. Bendiciones

 

¡Ya No Puedo Mas! - I Can't Take It Any Longer!

Baruc era bien desanimado en su servicio, y casi incapaz de continuar. Pero Dios sabia qué era su problema actual. Y es informativo, porque es el mismo problema que tenemos muchos de nosotros.

Jeremías 45:1-5

45  Palabra que habló el profeta Jeremías a Baruc hijo de Nerías, cuando escribía en el libro estas palabras de boca de Jeremías, en el año cuarto de Joacim hijo de Josías rey de Judá, diciendo:

2 Así ha dicho Jehová Dios de Israel a ti, oh Baruc:

3 Tú dijiste: !!Ay de mí ahora! porque ha añadido Jehová tristeza a mi dolor; fatigado estoy de gemir, y no he hallado descanso.

4 Así le dirás: Ha dicho Jehová: He aquí que yo destruyo a los que edifiqué, y arranco a los que planté, y a toda esta tierra.

5 ¿Y tú buscas para ti grandezas? No las busques; porque he aquí que yo traigo mal sobre toda carne, ha dicho Jehová; pero a ti te daré tu vida por botín en todos los lugares adonde fueres.

La Introducción del Liderazgo de Josué

Su corazón está lejos

generic

Isaías 29 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

29  !!Ay de Ariel, de Ariel, ciudad donde habitó David! Añadid un año a otro, las fiestas sigan su curso.

2 Mas yo pondré a Ariel en apretura, y será desconsolada y triste; y será a mí como Ariel.

3 Porque acamparé contra ti alrededor, y te sitiaré con campamentos, y levantaré contra ti baluartes.

4 Entonces serás humillada, hablarás desde la tierra, y tu habla saldrá del polvo; y será tu voz de la tierra como la de un fantasma, y tu habla susurrará desde el polvo.

5 Y la muchedumbre de tus enemigos será como polvo menudo, y la multitud de los fuertes como tamo que pasa; y será repentinamente, en un momento.

6 Por Jehová de los ejércitos serás visitada con truenos, con terremotos y con gran ruido, con torbellino y tempestad, y llama de fuego consumidor.

7 Y será como sueño de visión nocturna la multitud de todas las naciones que pelean contra Ariel, y todos los que pelean contra ella y su fortaleza, y los que la ponen en apretura.

8 Y les sucederá como el que tiene hambre y sueña, y le parece que come, pero cuando despierta, su estómago está vacío; o como el que tiene sed y sueña, y le parece que bebe, pero cuando despierta, se halla cansado y sediento; así será la multitud de todas las naciones que pelearán contra el monte de Sion.

9 Deteneos y maravillaos; ofuscaos y cegaos; embriagaos, y no de vino; tambalead, y no de sidra.

10 Porque Jehová derramó sobre vosotros espíritu de sueño, y cerró los ojos de vuestros profetas, y puso velo sobre las cabezas de vuestros videntes.

11 Y os será toda visión como palabras de libro sellado, el cual si dieren al que sabe leer, y le dijeren: Lee ahora esto; él dirá: No puedo, porque está sellado.

12 Y si se diere el libro al que no sabe leer, diciéndole: Lee ahora esto; él dirá: No sé leer.

13 Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;

14 por tanto, he aquí que nuevamente excitaré yo la admiración de este pueblo con un prodigio grande y espantoso; porque perecerá la sabiduría de sus sabios, y se desvanecerá la inteligencia de sus entendidos.

15 !!Ay de los que se esconden de Jehová, encubriendo el consejo, y sus obras están en tinieblas, y dicen: ¿Quién nos ve, y quién nos conoce?!

16 Vuestra perversidad ciertamente será reputada como el barro del alfarero. ¿Acaso la obra dirá de su hacedor: No me hizo? ¿Dirá la vasija de aquel que la ha formado: No entendió?

17 ¿No se convertirá de aquí a muy poco tiempo el Líbano en campo fructífero, y el campo fértil será estimado por bosque?

18 En aquel tiempo los sordos oirán las palabras del libro, y los ojos de los ciegos verán en medio de la oscuridad y de las tinieblas.

19 Entonces los humildes crecerán en alegría en Jehová, y aun los más pobres de los hombres se gozarán en el Santo de Israel.

20 Porque el violento será acabado, y el escarnecedor será consumido; serán destruidos todos los que se desvelan para hacer iniquidad,

21 los que hacen pecar al hombre en palabra; los que arman lazo al que reprendía en la puerta, y pervierten la causa del justo con vanidad.

22 Por tanto, Jehová, que redimió a Abraham, dice así a la casa de Jacob: No será ahora avergonzado Jacob, ni su rostro se pondrá pálido;

23 porque verá a sus hijos, obra de mis manos en medio de ellos, que santificarán mi nombre; y santificarán al Santo de Jacob, y temerán al Dios de Israel.

24 Y los extraviados de espíritu aprenderán inteligencia, y los murmuradores aprenderán doctrina.