¿Qué Significa La Ordenanza del BAUTISMO?

markconway

Ha habido tanta confusión en cuanto al bautismo:
* Maneras de administración: Bautismo por inmersión,
Bautismo por ablución o
derramamiento, Bautismo por aspersión.
* Teología de bautismo.


 



Romanos 6:1-11Reina-Valera 1960 (RVR1960)


Muertos al pecado

6  ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?

2 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?

3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección;

6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

7 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.

8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él;

9 sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.

10 Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; mas en cuanto vive, para Dios vive.

11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.

Preparandose para la Victoria Prometida

rickarmstrong

 

Dios preparaba a su pueblo para tener victoria al entrar en la Tierra Prometida. Deuteronomio 1-4 muestra la preparación inicial antes de ver la Ley de Moisés acerca de como vivir en paz en la Tierra Prometida.

Deuteronomio 1 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Moisés recuerda a Israel las promesas de Jehová en Horeb

1  Estas son las palabras que habló Moisés a todo Israel a este lado del Jordán en el desierto, en el Arabá frente al Mar Rojo, entre Parán, Tofel, Labán, Hazerot y Dizahab.

2 Once jornadas hay desde Horeb, camino del monte de Seir, hasta Cades-barnea.

3 Y aconteció que a los cuarenta años, en el mes undécimo, el primero del mes, Moisés habló a los hijos de Israel conforme a todas las cosas que Jehová le había mandado acerca de ellos,

 

4 después que derrotó a Sehón rey de los amorreos, el cual habitaba en Hesbón, y a Og rey de Basánque habitaba en Astarot en Edrei.

5 De este lado del Jordán, en tierra de Moab, resolvió Moisés declarar esta ley, diciendo:

6 Jehová nuestro Dios nos habló en Horeb, diciendo: Habéis estado bastante tiempo en este monte.

7 Volveos e id al monte del amorreo y a todas sus comarcas, en el Arabá, en el monte, en los valles, en el Neguev, y junto a la costa del mar, a la tierra del cananeo, y al Líbano, hasta el gran río, el río Eufrates.

8 Mirad, yo os he entregado la tierra; entrad y poseed la tierra que Jehová juró a vuestros padres Abraham, Isaac y Jacob, que les daría a ellos y a su descendencia después de ellos.

Nombramiento de jueces
(Ex. 18.13-27)

9 En aquel tiempo yo os hablé diciendo: Yo solo no puedo llevaros.

10 Jehová vuestro Dios os ha multiplicado, y he aquí hoy vosotros sois como las estrellas del cielo en multitud.

11 !!Jehová Dios de vuestros padres os haga mil veces más de lo que ahora sois, y os bendiga, como os ha prometido!

12 ¿Cómo llevaré yo solo vuestras molestias, vuestras cargas y vuestros pleitos?

13 Dadme de entre vosotros, de vuestras tribus, varones sabios y entendidos y expertos, para que yo los ponga por vuestros jefes.

14 Y me respondisteis y dijisteis: Bueno es hacer lo que has dicho.

15 Y tomé a los principales de vuestras tribus, varones sabios y expertos, y los puse por jefes sobre vosotros, jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez, y gobernadores de vuestras tribus.

16 Y entonces mandé a vuestros jueces, diciendo: Oíd entre vuestros hermanos, y juzgad justamente entre el hombre y su hermano, y el extranjero.

17 No hagáis distinción de persona en el juicio; así al pequeño como al grande oiréis; no tendréis temor de ninguno, porque el juicio es de Dios; y la causa que os fuere difícil, la traeréis a mí, y yo la oiré.

18 Os mandé, pues, en aquel tiempo, todo lo que habíais de hacer.

Misión de los doce espías
(Nm. 13.1-33)

19 Y salidos de Horeb, anduvimos todo aquel grande y terrible desierto que habéis visto, por el camino del monte del amorreo, como Jehová nuestro Dios nos lo mandó; y llegamos hasta Cades-barnea.

20 Entonces os dije: Habéis llegado al monte del amorreo, el cual Jehová nuestro Dios nos da.

21 Mira, Jehová tu Dios te ha entregado la tierra; sube y toma posesión de ella, como Jehová el Dios de tus padres te ha dicho; no temas ni desmayes.

22 Y vinisteis a mí todos vosotros, y dijisteis: Enviemos varones delante de nosotros que nos reconozcan la tierra, y a su regreso nos traigan razón del camino por donde hemos de subir, y de las ciudades adonde hemos de llegar.

23 Y el dicho me pareció bien; y tomé doce varones de entre vosotros, un varón por cada tribu.

24 Y se encaminaron, y subieron al monte, y llegaron hasta el valle de Escol, y reconocieron la tierra.

25 Y tomaron en sus manos del fruto del país, y nos lo trajeron, y nos dieron cuenta, y dijeron: Es buena la tierra que Jehová nuestro Dios nos da.

26 Sin embargo, no quisisteis subir, antes fuisteis rebeldes al mandato de Jehová vuestro Dios;

27 y murmurasteis en vuestras tiendas, diciendo: Porque Jehová nos aborrece, nos ha sacado de tierra de Egipto, para entregarnos en manos del amorreo para destruirnos.

28 ¿A dónde subiremos? Nuestros hermanos han atemorizado nuestro corazón, diciendo: Este pueblo es mayor y más alto que nosotros, las ciudades grandes y amuralladas hasta el cielo; y también vimos allí a los hijos de Anac.

29 Entonces os dije: No temáis, ni tengáis miedo de ellos.

30 Jehová vuestro Dios, el cual va delante de vosotros, él peleará por vosotros, conforme a todas las cosas que hizo por vosotros en Egipto delante de vuestros ojos.

31 Y en el desierto has visto que Jehová tu Dios te ha traído, como trae el hombre a su hijo, por todo el camino que habéis andado, hasta llegar a este lugar.

32 Y aun con esto no creísteis a Jehová vuestro Dios,

33 quien iba delante de vosotros por el camino para reconoceros el lugar donde habíais de acampar, con fuego de noche para mostraros el camino por donde anduvieseis, y con nube de día.

Dios castiga a Israel
(Nm. 14.20-35)

34 Y oyó Jehová la voz de vuestras palabras, y se enojó, y juró diciendo:

35 No verá hombre alguno de estos, de esta mala generación, la buena tierra que juré que había de dar a vuestros padres,

36 excepto Caleb hijo de Jefone; él la verá, y a él le daré la tierra que pisó, y a sus hijos; porque ha seguido fielmente a Jehová.

37 También contra mí se airó Jehová por vosotros, y me dijo: Tampoco tú entrarás allá.

38 Josué hijo de Nun, el cual te sirve, él entrará allá; anímale, porque él la hará heredar a Israel.

39 Y vuestros niños, de los cuales dijisteis que servirían de botín, y vuestros hijos que no saben hoy lo bueno ni lo malo, ellos entrarán allá, y a ellos la daré, y ellos la heredarán.

40 Pero vosotros volveos e id al desierto, camino del Mar Rojo.

La derrota en Horma
(Nm. 14.39-45)

41 Entonces respondisteis y me dijisteis: Hemos pecado contra Jehová; nosotros subiremos y pelearemos, conforme a todo lo que Jehová nuestro Dios nos ha mandado. Y os armasteis cada uno con sus armas de guerra, y os preparasteis para subir al monte.

42 Y Jehová me dijo: Diles: No subáis, ni peleéis, pues no estoy entre vosotros; para que no seáis derrotados por vuestros enemigos.

43 Y os hablé, y no disteis oído; antes fuisteis rebeldes al mandato de Jehová, y persistiendo con altivez subisteis al monte.

44 Pero salió a vuestro encuentro el amorreo, que habitaba en aquel monte, y os persiguieron como hacen las avispas, y os derrotaron en Seir, hasta Horma.

45 Y volvisteis y llorasteis delante de Jehová, pero Jehová no escuchó vuestra voz, ni os prestó oído.

46 Y estuvisteis en Cades por muchos días, los días que habéis estado allí.

La operación militar internacional en Yemen desata la tensión en Oriente Próximo

 

La operación militar en Yemen mediante ataques aéreos a varias ciudades contra los rebeldes hutíes ha desatado la tensión en Oriente Próximo. El embajador de Arabia Saudí en Estados Unidos anunció anoche en Washington que estaban "decididos a proteger al Gobierno de Yemen", solicitando una intervención militar internacional que no ha tardado en llegar. El Gobierno egipcio anunció su apoyo "político y militar" a la intervención lanzada por cinco países del golfo Pérsico contra el movimiento rebelde chií. Se sumaba así a Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Catar y Baréin. "Nuestros países han decidido responder a la petición del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, de proteger el país". No fue el único, en las horas siguientes se unieron Jordania y Sudán, así como el apoyo de Marruecos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, autorizó proporcionar apoyo logístico y de inteligencia a la intervención árabe, aunque precisó que las fuerzas estadounidenses no tendrán una acción militar directa.

En el lado opuesto se encuentra Irán, quien ha condenado con firmeza esta operación. La portavoz del ministerio de Exteriores, Marzieh Afkham, pidió "el final inmediato de los bombardeos", asegurando que pueden complicar la crisis en el país "y acabar con las posibilidades de una resolución pacífica". Por su parte, el Gobierno de China ha llamado al diálogo tras los bombardeos y muestra "profunda preocupación". Pidió a las partes implicadas que resuelvan sus disputas "y restablezcan la estabilidad y el orden normal en una fecha temprana".

En las últimas horas, como consecuencia de esta operación, han muerto al menos 20 civilesy 31 han resultado heridos en un bombardeo de un caza saudí en el barrio residencial de Bani Heaut, al norte de la capital yemení, Saná. Cinco viviendas quedaron destruidas por el impacto de un proyectil, al parecer dirigido contra el cercano aeropuerto internacional, pero erró su trayectoria. También se ha bombardeado el palacio presidencial, así como varios cuarteles, entre otros puntos estratégicos.

El último cuartel atacado es el feudo del expresidente yemení Ali Abdalá Saleh, al que se le acusa de respaldar el movimiento chií. En cuanto a los ataques aéreos en otras zonas, destaca el llevado a cabo en la base militar de Al Anad, al sur del país. Los bombardeosdestruyeron asimismo la defensa antiaérea de los hutíes y cuatro aviones de combate.

Arabia Saudí suspendió este jueves de forma temporal los vuelos domésticos e internacionales en sus aeropuertos situados en las zonas del sur del país, fronterizas con el Yemen, anunció la Autoridad de la Aviación Civil saudí.  Según el comunicado de este órgano, quedaron suspendidos tanto las llegadas como las salidas por motivos de seguridad.

Amenaza de "guerra global"

El miembro de la oficina política del movimiento yemení de los hutíes Mohamed al Bujaiti afirmó que los ataques son una declaración de guerra que conducirá al país a una "guerra global" en la región. En declaraciones al canal catarí Al Yazira, Al Bujaiti insistió en que el tiempo demostrará "el error" de la decisión de Arabia Saudí y varios países árabes de atacar las posiciones de las milicias chiíes en Yemen, donde controlan el norte del país y avanzan hacia su parte meridional.

El movimiento chií convocó a sus fuerzas afines en su feudo de la provincia de Saada, fronteriza con Arabia Saudí, para preparar una operación terrestre. Allí se han producido los primeros enfrentamientos entre milicianos del movimiento yemení de los hutíes y tropas saudíes. Ante la escalada del conflicto, el Ministerio de Educación ha suspendido las clases de forma indefinida.

Saada, en el norte del Yemen, está controlada por los hutíes desde 2010, cuando el grupo rebelde se enfrentó al Ejército yemení.

Fuente

La Esencia y el propósito de la Disciplina en la Iglesia

RinconCesarAugustoGarcia

Me atrevo a afirmar que la disciplina en la iglesia no es una cosa importante... es un madato de Dios esencial que tiene como fin demostrar la obediencia de la iglesia a Dios, protegerla del ejemplo pecaminoso, restaurar al ofensor (si es creyente) y dar testimonio al mundo. En tiempos como los que vivimos, es prominente ver el afán con el que el mundo desea sembrar en las iglesias el desorden y la mundanalidad y es precisamente allí donde la iglesia debe estar firme y testificarle a través de la exclusión de quien promueve o vive continuamente en pecado dentro de la iglesia.

 

 

2 Corintios 2 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

2  Esto, pues, determiné para conmigo, no ir otra vez a vosotros con tristeza.

2 Porque si yo os contristo, ¿quién será luego el que me alegre, sino aquel a quien yo contristé?

3 Y esto mismo os escribí, para que cuando llegue no tenga tristeza de parte de aquellos de quienes me debiera gozar; confiando en vosotros todos que mi gozo es el de todos vosotros.

4 Porque por la mucha tribulación y angustia del corazón os escribí con muchas lágrimas, no para que fueseis contristados, sino para que supieseis cuán grande es el amor que os tengo.

Pablo perdona al ofensor

5 Pero si alguno me ha causado tristeza, no me la ha causado a mí solo, sino en cierto modo (por no exagerar) a todos vosotros.

6 Le basta a tal persona esta reprensión hecha por muchos;

7 así que, al contrario, vosotros más bien debéis perdonarle y consolarle, para que no sea consumido de demasiada tristeza.

8 Por lo cual os ruego que confirméis el amor para con él.

9 Porque también para este fin os escribí, para tener la prueba de si vosotros sois obedientes en todo.

10 Y al que vosotros perdonáis, yo también; porque también yo lo que he perdonado, si algo he perdonado, por vosotros lo he hecho en presencia de Cristo,

11 para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

Ansiedad de Pablo en Troas

12 Cuando llegué a Troas para predicar el evangelio de Cristo, aunque se me abrió puerta en el Señor,

13 no tuve reposo en mi espíritu, por no haber hallado a mi hermano Tito; así, despidiéndome de ellos, partí para Macedonia.

Triunfantes en Cristo

14 Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.

15 Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden;

16 a éstos ciertamente olor de muerte para muerte, y a aquéllos olor de vida para vida. Y para estas cosas, ¿quién es suficiente?

17 Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo.

La entrada del pecado

AlpucheValentin

Génesis 3:1-7Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Desobediencia del hombre

3  Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;

3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;

5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

 

El Espíritu en Días de Adversidad

victorgarcia

Zacarías 4 - La Visión del Candelero y los Olivos

En el "día de las pequeñeces" cuando lo que se ve es insignificante adverso y escaso, y el desánimo reina entre el pueblo de Dios, no hay nada que pueda llevar adelante la obra que el poder y la presencia del Espíritu. Esto es lo que representa la visión del candelero y los dos olivos en Zacarías 4. La visión se resume en el mensaje a Zorobabel, "No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos" (v.6). Y el propósito de esta visión fue alentar a Jerusalén y a sus líderes en los días de adversidad recordándoles que el Poder del Espíritu es su sostén. Algo que nosotros también debemos recordar hoy en nuestros momentos difíciles.

Roca de la Eternidad Isaias 26

KripalaniRaj

Perfecta paz disfrutan cuyo estado mental

(pensamiento) ) esta confiadamente establecido y confiando, en Dios. Nada ni nadie puiede darte paz, la paz viene solamente de Dios.
Como se consigue esta paz?

La palabra Confiar viene de la raiz "ser descuidado, sin sospechar, tirarse uno sobre su rostro.."

 

Isaías 26:1-6Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Cántico de confianza en la protección de Jehová

26  En aquel día cantarán este cántico en tierra de Judá: Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro.

2 Abrid las puertas, y entrará la gente justa, guardadora de verdades.

3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

4 Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.

5 Porque derribó a los que moraban en lugar sublime; humilló a la ciudad exaltada, la humilló hasta la tierra, la derribó hasta el polvo.

6 La hollará pie, los pies del afligido, los pasos de los menesterosos.

 

La Respuesta de Dios Sobre Su Hijo

victorgarcia

La Respuesta de Dios Sobre Su Hijo
Lucas 9:28-36.


¿Quién es éste…? Preguntó Herodes cuando oyó las cosas que Jesús hacía. ¿Quién dice la gente que soy yo,? preguntó luego Jesús a sus discípulos. Después, personalizando la pregunta dijo otra vez a sus discípulos, ¿y vosotros, quién decís que soy? (Lc. 9.9, 19-20).

La respuesta definitiva a esta pregunta vino de boca de Dios Padre en el Monte de la Transfiguración cuando dijo: "Éste es mi Hijo amado; a Él oíd" (Lc. 9.35). En este monte sagrado fue ratificada la identidad del Hijo como el centro de la revelación escritural, la fuente de la resurrección y la vida y la segunda persona de la Trinidad - el Hijo Eterno, uno con el Padre en majestad y gloria.

 

Justicia viene... luego - Job 4

setharmstrong(2)

Los "amigos" acusan a Job primero por decirle que Dios es justo y si Job fuera bueno Dios sería justo y le daría más bendiciones. La Biblia nos recuerda en Salmo 73 que la justicia de Dios no siempre se cumple en esta vida, pero viene.

 

 

Job 4-5Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Elifaz reprende a Job

4  Entonces respondió Elifaz temanita, y dijo:

2 Si probáremos a hablarte, te será molesto;
Pero ¿quién podrá detener las palabras?

3 He aquí, tú enseñabas a muchos,
Y fortalecías las manos débiles;

4 Al que tropezaba enderezaban tus palabras,
Y esforzabas las rodillas que decaían.

5 Mas ahora que el mal ha venido sobre ti, te desalientas;
Y cuando ha llegado hasta ti, te turbas.

6 ¿No es tu temor a Dios tu confianza?
¿No es tu esperanza la integridad de tus caminos?

7 Recapacita ahora; ¿qué inocente se ha perdido?
Y ¿en dónde han sido destruidos los rectos?

8 Como yo he visto, los que aran iniquidad
Y siembran injuria, la siegan.

9 Perecen por el aliento de Dios,
Y por el soplo de su ira son consumidos.

10 Los rugidos del león, y los bramidos del rugiente,
Y los dientes de los leoncillos son quebrantados.

11 El león viejo perece por falta de presa,
Y los hijos de la leona se dispersan.

12 El asunto también me era a mí oculto;
Mas mi oído ha percibido algo de ello.

13 En imaginaciones de visiones nocturnas,
Cuando el sueño cae sobre los hombres,

14 Me sobrevino un espanto y un temblor,
Que estremeció todos mis huesos;

15 Y al pasar un espíritu por delante de mí,
Hizo que se erizara el pelo de mi cuerpo.

16 Paróse delante de mis ojos un fantasma,
Cuyo rostro yo no conocí,
Y quedo, oí que decía:

17 ¿Será el hombre más justo que Dios?
¿Será el varón más limpio que el que lo hizo?

18 He aquí, en sus siervos no confía,
Y notó necedad en sus ángeles;

19 !!Cuánto más en los que habitan en casas de barro,
Cuyos cimientos están en el polvo,
Y que serán quebrantados por la polilla!

20 De la mañana a la tarde son destruidos,
Y se pierden para siempre, sin haber quien repare en ello.

21 Su hermosura, ¿no se pierde con ellos mismos?
Y mueren sin haber adquirido sabiduría.

5 Ahora, pues, da voces; ¿habrá quien te responda?
¿Y a cuál de los santos te volverás?

2 Es cierto que al necio lo mata la ira,
Y al codicioso lo consume la envidia.

3 Yo he visto al necio que echaba raíces,
Y en la misma hora maldije su habitación.

4 Sus hijos estarán lejos de la seguridad;
En la puerta serán quebrantados,
Y no habrá quien los libre.

5 Su mies comerán los hambrientos,
Y la sacarán de entre los espinos,
Y los sedientos beberán su hacienda.

6 Porque la aflicción no sale del polvo,
Ni la molestia brota de la tierra.

7 Pero como las chispas se levantan para volar por el aire,
Así el hombre nace para la aflicción.

8 Ciertamente yo buscaría a Dios,
Y encomendaría a él mi causa;

9 El cual hace cosas grandes e inescrutables,
Y maravillas sin número;

10 Que da la lluvia sobre la faz de la tierra,
Y envía las aguas sobre los campos;

11 Que pone a los humildes en altura,
Y a los enlutados levanta a seguridad;

12 Que frustra los pensamientos de los astutos,
Para que sus manos no hagan nada;

13 Que prende a los sabios en la astucia de ellos,
Y frustra los designios de los perversos.

14 De día tropiezan con tinieblas,
Y a mediodía andan a tientas como de noche.

15 Así libra de la espada al pobre, de la boca de los impíos,
Y de la mano violenta;

16 Pues es esperanza al menesteroso,
Y la iniquidad cerrará su boca.

17 He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga;
Por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso.

18 Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará;
El hiere, y sus manos curan.

19 En seis tribulaciones te librará,
Y en la séptima no te tocará el mal.

20 En el hambre te salvará de la muerte,
Y del poder de la espada en la guerra.

21 Del azote de la lengua serás encubierto;
No temerás la destrucción cuando viniere.

22 De la destrucción y del hambre te reirás,
Y no temerás de las fieras del campo;

23 Pues aun con las piedras del campo tendrás tu pacto,
Y las fieras del campo estarán en paz contigo.

24 Sabrás que hay paz en tu tienda;
Visitarás tu morada, y nada te faltará.

25 Asimismo echarás de ver que tu descendencia es mucha,
Y tu prole como la hierba de la tierra.

26 Vendrás en la vejez a la sepultura,
Como la gavilla de trigo que se recoge a su tiempo.

27 He aquí lo que hemos inquirido, lo cual es así;
Oyelo, y conócelo tú para tu provecho.

 

 

Salmos 73 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El destino de los malos
Salmo de Asaf.

73 Ciertamente es bueno Dios para con Israel,
Para con los limpios de corazón.

2 En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies;
Por poco resbalaron mis pasos.

3 Porque tuve envidia de los arrogantes,
Viendo la prosperidad de los impíos.

4 Porque no tienen congojas por su muerte,
Pues su vigor está entero.

5 No pasan trabajos como los otros mortales,
Ni son azotados como los demás hombres.

6 Por tanto, la soberbia los corona;
Se cubren de vestido de violencia.

7 Los ojos se les saltan de gordura;
Logran con creces los antojos del corazón.

8 Se mofan y hablan con maldad de hacer violencia;
Hablan con altanería.

9 Ponen su boca contra el cielo,
Y su lengua pasea la tierra.

10 Por eso Dios hará volver a su pueblo aquí,
Y aguas en abundancia serán extraídas para ellos.

11 Y dicen: ¿Cómo sabe Dios?
¿Y hay conocimiento en el Altísimo?

12 He aquí estos impíos,
Sin ser turbados del mundo, alcanzaron riquezas.

13 Verdaderamente en vano he limpiado mi corazón,
Y lavado mis manos en inocencia;

14 Pues he sido azotado todo el día,
Y castigado todas las mañanas.

15 Si dijera yo: Hablaré como ellos,
He aquí, a la generación de tus hijos engañaría.

16 Cuando pensé para saber esto,
Fue duro trabajo para mí,

17 Hasta que entrando en el santuario de Dios,
Comprendí el fin de ellos.

18 Ciertamente los has puesto en deslizaderos;
En asolamientos los harás caer.

19 !!Cómo han sido asolados de repente!
Perecieron, se consumieron de terrores.

20 Como sueño del que despierta,
Así, Señor, cuando despertares, menospreciarás su apariencia.

21 Se llenó de amargura mi alma,
Y en mi corazón sentía punzadas.

22 Tan torpe era yo, que no entendía;
Era como una bestia delante de ti.

23 Con todo, yo siempre estuve contigo;
Me tomaste de la mano derecha.

24 Me has guiado según tu consejo,
Y después me recibirás en gloria.

25 ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?
Y fuera de ti nada deseo en la tierra.

26 Mi carne y mi corazón desfallecen;
Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.

27 Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán;
Tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta.

28 Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien;
He puesto en Jehová el Señor mi esperanza,
Para contar todas tus obras.